Tras su última ronda de inversión, Kavak ahora es un unicornio valuado en 8.7 mil millones de dólares. Foto Kavak

22 de sep. (Sentido Común) — Kavak, una empresa tecnológica mexicana que vende autos seminuevos a través de un portal, dio a conocer que recabó 700 millones de dólares en su última ronda de inversiones, recursos que a grandes rasgos usará para crecer, mejorar y que dan cuenta de un crecimiento exponencial de su valoración en su último año de operaciones.

De acuerdo con la propia compañía, ahora está valuada en 8,700 millones de dólares, un salto significativo si se toma en cuenta que la próxima semana cumple un año de haber dado a conocer que fue la primera startup mexicana que entró al club de los ‘unicornios’, un estatus al que solo pueden aspirar aquellos emprendimientos tecnológicos que alcanzan una valoración de mil millones de dólares.

Al inicio de 2021 Kavak realizó su cuarta ronda de financiamiento, o serie D –la recién anunciada es la serie E–. Levantó 485 millones de dólares y con ello elevó su valor a 4,000 mil millones de dólares, todo en un entorno de incertidumbre económica y sanitaria a raíz de la pandemia de covid-19, una enfermedad que sacudió al mundo y el comercio físico, lo que derivó en un impulso para los emprendimientos digitales, en particular en América Latina, una región con poco comercio digital frente a mercados maduras, como Estados Unidos o Europa, lo que llevó a grandes fondos de inversiones a poner su foco en la región.

Softbank, por ejemplo, que es un conglomerado japonés que se especializa en proyectos tecnológicos –como la propia Kavak–, anunció la semana pasada un segundo fondo de 3,000 millones de dólares destinado a empresas latinoamericanas, a dos años de haber lanzado el primero de 5,000 millones.

El éxito de Kavak radica en sofisticar la venta de automóviles usados, una actividad comúnmente informal expuesta a fraudes, entre ellos desperfectos mecánicos ocultos o robos. Como ocurre con los grandes distribuidores de vehículos nuevos, la empresa, cuya sede es la Ciudad de México, también tiene un brazo financiero.

“En Kavak estamos enfocados en proveer la mejor experiencia de cliente a escala global. Tenemos el compromiso de proveer las mejores soluciones financieras que permitan eliminar los riesgos de fraude en los usuarios que desean comprar un automóvil seminuevo; creemos verdaderamente en que podemos cambiar rápidamente esta realidad, ya que el acceso a un automóvil es una de las herramientas que permiten mejorar la vida privada y profesional de una persona inmediatamente”, afirmó Carlos García Ottati, director general de Kavak.

Los 700 millones de dólares estarán destinados a dos objetivos, uno de ellos la expansión de la startup mexicana. Además de operar en su país sede, Argentina y Brasil –donde inició operaciones en julio–, Kavak pretende entrar a otros mercados de América Latina e incluso a países emergentes de otros continentes en un plan a 12 meses.

Además de la expansión el otro destino de los recursos será mejorar la experiencia de los usuarios, lo que parece ser una preocupación para la empresa y que aparentemente radica en un crecimiento veloz que obliga a la empresa a redimensionar su estructura.

“Kavak ha experimentado un crecimiento sin precedentes, lo que ha implicado realizar cambios en la estructura de nuestro negocio, afectando los procesos para adaptarlos a la demanda de servicio que solicitan los usuarios. Con extrema rapidez y preocupación, hemos integrado medidas que reestructurarán radicalmente nuestra experiencia de cliente, pero, lamentablemente, estas medidas toman un tiempo en producir los efectos deseados. Vamos a seguir enfocando nuestros esfuerzos en solucionar y podemos garantizar que ningún proceso pendiente quedará sin ser atendido”, agregó Ottati.

A cinco años de iniciar operaciones Kavak es la segunda startup más valiosa de América Latina, solo por detrás de la financiera brasileña Nubank. Da empleo a 4,700 personas y tiene 40 centros logísticos y de reacondicionamiento. Entre sus inversionistas cuenta a fondos de talla mundial, que además de Sodtbank contempla General Catalyst, Tiger, Spruce House, D1, SEA, Founders Fund y Ribbit